Fregaderos de cocina: materiales, mantenimiento e instalación
El fregadero es el elemento con más actividades en nuestra cocina: fregar, limpiar, cortar, escurrir, enjuagar... son algunas de las acciones que este elemento es protagonista.

Índice - 27 de Junio del 2009
Tema: Bricolaje / Subcribirse

La cocina es mucho más que muebles y electrodomésticos. En esta zona de la casa se concentran, además, un buen número de accesorios y dispositivos imprescindibles para el desarrollo de la actividad en este espacio.

Más del 70% de las actividades en la cocina pasan por el fregadero y además de una pieza práctica, se ha convertido en un elemento estético dentro de cualquier cocina.
Se calcula que la vida media de una cocina española es de 17 años. Durante este tiempo son pocos los casos en que el usuario se vea obligado a cambiar el fregadero, si no es porque se le ha dado un uso inadecuado. Es por ello y por su precio que este elemento resulta de los más rentables, o incluso el que más de la cocina. Actualmente a un fregadero de acero inoxidable se le estima una vida entre los 15 y los 17 años.

El fregadero es el elemento más útil de una cocina, pero desgraciadamente es, también, el menos valorado. La mayoría de los fabricantes incluyen en sus catálogos una amplia gama de prácticos y funcionales accesorios para incorporar en el fregadero.

DIFERENTES MATERIALES:

El acero inoxidable, el rey


Las ventajas que tiene es que se presenta en diversos diseños, es más económico, es de fácil lavado y sencillo de instalar.

Puede ser de chapa mate con pulido, chapa brillante con prepulido o chapa texturada sin pulido. Se trata de uno de los fregaderos más económicos y utilizados. Es muy fácil de limpiar y resistente, aunque no es inmune a agentes químicos, y los golpes los soporta dependiendo del grosor de la chapa.

España es la utilización del sistema de monoestampado, que permite fabricar el fregadero de una sola pieza, a partir de una única chapa. En contraposición encontramos los fregaderos soldados, obtenidos de la fundición de las diferentes piezas que conforman este elementos: cubeta y sobre.

El acero inoxidable ha reforzado también su papel preponderante como material básico en la fabricación de fregaderos. Actualmente se calcula que un 90% se fabrican con este material. El resto, un 6% son fregaderos sintéticos y el 4% restante se lo reparten las piezas fabricadas con materiales tipo granito o cerámica.


Fregaderos de cuarzo

El fregadero de cuarzo esta fabricado a base de cristalite, el único material para encimeras compuesto en su totalidad de cuarzo y acrílico y no contiene poliéster. Esto, junto a la ausencia de poros, lo hace invulnerable a las manchas y facilita la limpieza de la pieza. Los fregaderos pueden integrarse, casi sin juntas, en las encimeras fabricadas con el mismo material.

Fregaderos sintéticos

Los fregaderos sintéticos siguen en número a los fregaderos de acero inoxidable.

Puede estar hecho de silacryl, que reproduce cualquier línea curva o recta y suele tener cubetas profundas; granito, cuya resistencia al calor y a la abrasión es considerable, o composite, que presenta gran resistencia a golpes y a agentes químicos.

Para su producción, los fabricantes mezclan proporciones diferentes de resinas, fibras y otros materiales de este tipo. La calidad final del fregadero, pues, dependerá directamente a los atributos y proporción de cada uno de ellos. El color es uno de los atractivos principales de este tipo de piezas. Es importante un fabricante de confianza para asegurarnos la calidad del producto.


Fregaderos Gres

En tercer lugar, con una producción, todavía baja, encontramos a los fregaderos fabricados con productos más nobles y caros como el gres.
Ofrece una superficie de esmalte porcelánico vítreo, de baja porosidad. Se limpia fácilmente y es muy duradero debido a su extrema dureza. Además, es invulnerable a cualquier agente químico. Mucho más pesado que el resto, resultan también más resistentes y caros. La tendencia, sin embargo, es que su producción se vea empujada en los próximos años por la búsqueda de mayor calidad por parte de los clientes, así como por el incipiente retorno a lo clásico, que convierte a estas piezas, en elementos imprescindibles de una cocina rústica.

¿Cómo es un fregadero de calidad?

-No debe ser poroso, para que sea fácil de limpiar.
-Es importante que sea resistente al calor.
-Duradero, que no se manche, resistente a arañazos o cambios de color.

La instalación

A la hora de realizar la instalación de un fregadero hay varias posibilidades: puede quedar encastrado; al mismo nivel que la encimera, o colocarse bajo la encimera o por encima de ella. Todo depende del gusto personal y del hueco disponible.

La limpieza

No utilice para limpiar ni productos abrasivos ni estropajos. Si son de gres o acero inoxidable, basta con pasar un paño húmedo.
Para los fregaderos sinteticos:

- Los residuos calcáreos, e pueden eliminar aplicando unas gotas de limón o vinagre disueltas en agua caliente y frotando con un paño.

- Con el uso, puede que desaparezca el brillo de los fregaderos sintéticos. En este caso se puede pulir la zona afectada con un abrillantador.

- Si la superficie está dañada por disolventes o por las altas temperaturas, los desperfectos se pueden eliminar lijando la zona con papel de lija muy fina humedecida y puliéndola. (consulte las recomendaciones del fabricante).


El fabricante: Aquastyl

Video demostrativo del producto. Demuestra la resistencia de los fregaderos. Las pruebas son el impacto con una bola de petanca, con un peso de 500 gramos.

Cada uno de los componentes básicos que utilizamos tiene como función aportar al producto sus mejores propiedades.
Resina de metacrilato (MMA): La resina de metacrilato es un material transparente, resistente a productos químicos y a los rayos ultravioleta, que actúa como un cemento que cohesiona fuertemente al resto de los componentes.

Componentes

Cristalina de sílice: es un producto completamente natural. El sílice es un material de gran dureza. Su presencia es la que permite que nuestros fregaderos sean altamente resistentes a rayaduras y a altas temperaturas.

Cristobalita: o sílice tratado con el objetivo de que la unión entre los componentes de los fregaderos sea más resistente.

Pigmentos: los pigmentos usados por aquastyl están libres de metales pesados perjudiciales para el medio ambiente. Se obtienen directamente de la naturaleza y sirven para dar color a nuestros productos.

Materiales empleados

De la unión de los componentes anteriores se obtienen los materiales de nuestra línea actual de fregaderos.
Granit: Apariencia mate y granitada. Es el material más resistente dada su mayor cantidad de arena de sílice.
Roc: Granitado con acabado brillo. el tamaño y la cantidad de arena de sílice es algo menor y el metacrilato se queda en la superficicie.
Quartz: Acabado uniforme de colores puros. Los fregaderos de este material tienen cristobalita para conseguir la uniformidad en el color.
Integrity: Es una gama de colores de material granit que imita el color de las encimeras de Silestone.

Proceso de fabricación

Los fregaderos se moldean inyectando la mezcla en moldes de níquel; este material asegura los mejores acabados en productos acrílicos.
El curado de la resina se realiza elevando la temperatura del molde de forma progresiva y controlada. El proceso finaliza con un curado a alta temperatura, que minimiza los posibles fallos en la superficie y asegura las propiedades del producto.

Fuentes: Colaboradores, correo electrónico.
Vea tambien Fregaderos, elemento protagonista en la cocina.

Tema: Bricolaje

Temas relacionados: